¿ En verdad Hillary Clinton hubiera sido el mal menor? Publicado el 12 febrero, 2017

20/12/2016

Sobre la Resolución de la ICOR sobre las elecciones presidenciales de Estados Unidos

By | 26/02/2017

Lamentamos que la CPI de la ICOR haya ignorado nuestras observaciones políticas sobre el proyecto de resolución de la ICOR sobre la elección presidencial de Estados Unidos y consideramos necesario expresar abiertamente nuestros puntos de vista en este texto y los resultados de la elección.

  1. Compartimos y apoyamos la idea del título de la resolución: “Elección presidencial de EE.UU. entre la peste y el cólera”.

  2. Sin embargo, la resolución por sí misma es contraria a ese título. Es muy unilateral y desde buen principio sugiere que Clinton es presuntamente menos reaccionaria o incluso el candidato preferido. Pero este no es el caso. Representar a Trump como más reaccionario que Obama o Clinton es no recordar en absoluto el hecho de que es únicamente Clinton quien abiertamente pretende derribar a los gobiernos de otros países y actúa como una belicista en las relaciones internacionales.

    Es un hecho bien conocido y generalmente reconocido lo que Trump pretendía decir cuando hablaba el 1 de diciembre en Cincinnati y prometía “dejar de pensar en derrocar regímenes y gobiernos1. La propia Clinton habló sobre intervenciones en Libia y Siria, por ejemplo, en una entrevista con “Atlantic” en agosto de 2014 2. Jill Stein, quien fue candidata del Partido Verde en esta elección señaló correctamente que “Donald Trump es un comodín total, mientras Hillary ya parte de un historial probado de política militar más pro-conflicto posible”, Y advirtió que si Clinton ganase entonces tendríamos que “prepararnos para una guerra con Rusia3 ¡ Es un hecho que no puede ser ignorado ! 4

  3. La resolución de la ICOR es casi en su totalidad (excepto por supuesto por las disposiciones finales) aceptable para los partidarios de Clinton y vergonzosamente coquetea con ellos ! Creemos que los marxistas-leninistas deben excluir de forma total y expresa cualquier ilusión sobre Clinton mientras condenan a Trump.

    Esto es especialmente importante en nuestro país. Debido a que Clinton es una defensora feroz de la escalada de tensiones entre EE.UU. y Rusia, una posición pro-Clinton es una posición anti-rusa al mismo tiempo. Por lo tanto, la resolución que no rechaza la política agresiva de Clinton con suficiente claridad sólo suscitará simpatía por el reaccionario Trump entre el pueblo ruso.

  4. Aunque Clinton defiende con ostentación algunos de los logros democráticos en Estados Unidos, no se le debe dar demasiada importancia, porque hay una contradicción en el seno del imperio imperialista, sobre una distribución más o menos uniforme de los superbeneficios imperialistas y de una gobernanza más o menos liberal de la sociedad parasitaria. 5

Notes:

  1. El 1 de diciembre de 2016, Trump habló en Cincinnati (Ohio): “Al mismo tiempo, vamos a seguir una nueva política exterior que finalmente aprenda de los errores del pasado. Dejaremos de pensar en derrocar regímenes y gobiernos. Recuerde, $ 6 trillones, $ 6 billones en el Oriente Medio, $ 6 trillones. Nuestro objetivo es la estabilidad no el caos, porque queremos reconstruir nuestro país. Es la hora. Es la hora. Nos asociaremos con cualquier nación que esté dispuesta a unirse con nosotros en el esfuerzo por derrocar al ISIS y al terrorismo islámico radical. ¿De acuerdo? Tenemos que decir el término. Tengo que decir el término”. (En adelante los comentarios son realizados por el editor de Maoism.Ru no siendo parte de la declaración aprobada por el RMP.)
  2. Clinton dijo en la entrevista con Jeffrey Goldberg el 10 de agosto de 2014: “… Ayudamos a derrocar a Gadafi” y “Bien, yo lo creí, por eso defendí esto, que debíamos examinar, entrenar y equipar con la mayor prontitud un grupo básico del ejército sirio libre en desarrollo, tendríamos, en primer lugar, una mejor perspectiva de lo que estaba sucediendo en el terreno”.
  3. Stein dijo en una entrevista con Fox Business el 3 de noviembre de 2016: “Y ella [Clinton] ha dicho que liderará el ataque con una zona de exclusión aérea en Siria, y que básicamente equivale a una declaración de guerra contra Rusia, que está allí bajo el derecho internacional, habiendo sido invitada por el gobierno del país. Nos guste o no, Rusia tiene el permiso del derecho internacional para estar allí. Para nosotros entrar y declarar una zona de exclusión aérea significa prepararse para la guerra con Rusia”. En la entrevista con el periodista Marc Lamont Hill, el 6 de noviembre de 2016, Stein, calificó a Clinton como una “belicista”, y a Trump como un “fascista” diciendo: “Sí, Donald Trump es un comodín total, pero Hillary tiene el historial probado de la política militar más pro-conflicto posible”. Ver que Jill Stein coincide con Trump: La presidencia de Hillary Clinton significa guerra nuclear, una “nube de polvo nuclear esperando para suceder y esto es una nube de polvo nuclear esperando a suceder: Jill Stein llama a Hillary “belicista” diciendo que un voto para Clinton podría conducir a la guerra nuclear con Rusia.
  4. Véase también lo que la Organización Revolucionaria del Trabajo, el partido de la ICOR en los Estados Unidos, escribe sobre esta elección (RAY O ‘LIGHT NEWSLETTER Noviembre-Diciembre 2016 Número 99): “En esa luz, una presidencia de Clinton habría sido más peligrosa para la clase obrera internacional y los pueblos oprimidos del mundo. Un ejemplo: La histeria anti-Rusia fomentada por la campaña Clinton / Partido Demócrata apoyada por los monopolios capitalistas que controlan los medios de comunicación, que convirtieron el problema de Wikileaks de Clinton en un problema de Trump al acusarlo de ser supuestamente “blando” con Rusia y promover la interferencia rusa en las elecciones estadounidenses. Una presidenta Clinton podría haber llevado en corto plazo a una guerra importante entre Rusia y los EE.UU., como el sangriento historial de Clinton como Secretaria de Estado en Libia, Siria, Honduras y otros. Demuestra ciertamente que la elección de Trump ha hecho esta perspectiva horrible específica menos probable al menos en un futuro próximo”. Y entonces: “Mientras que Clinton era más inmediatamente peligrosa con respecto a la incesante guerra del Imperio en el extranjero contra el resto de la clase obrera internacional y los pueblos oprimidos del mundo, Trump representa un peligro más inmediato para los trabajadores y las nacionalidades oprimidas dentro del estado multinacional de EE.UU. La campaña Trump con sus ataques escandalosamente chovinistas contra los musulmanes, los inmigrantes latinos, los afroamericanos, su misoginia hacia las mujeres, así como la antipatía hacia las personas LGBT, las personas discapacitadas y otras personas marginadas, la violencia alentada en muchos por el mismo Trump, todo apunta a incrementar la cultura fascista en la sociedad para que coincida con la política exterior fascista del bipartidismo republicano que ha incluido una guerra de terror sin fin durante los últimos 15 años contra los pueblos del mundo, incluidos los que vivimos en el vientre de la bestia misma”.
  5. Ver: Primeras elecciones mundiales, primeras divisiones del mundo por Jacob Brown.

Deja un comentario